Soy, Tere Díaz Sendra

  • Licenciada en Pedagogía.
  • Maestra en Terapia Familiar con especialidad en Terapia de Pareja.
  • Promotora de Desarrollo Humano grupal.
  • Coach Estratégico.
  • Especialista en Prácticas Narrativas y en el trabajo de Prevención y Atención de la Violencia.
  • Autora de distintos artículos y co autora de los libros “Celos”, “Volver a empezar”, “29 claves para encontrar pareja”, “Cómo identificar a un patán” y “Me quedo o me voy”.
  • Docente y conferencista.
  • Socia fundadora de Concepto S1ngular y de Psicoterapia La Montaña.

… y estoy convencida de que aunque la vida nos pone grandes retos, algunos tropiezos y dos que tres “putazos”, ¡SIEMPRE ES GENEROSA! Bueno, siempre y cuando hagamos lo que nos toca.

En mi sitio web encontrarás diferentes opciones de reflexión y crecimiento a través de talleres, cursos, libros, artículos, videos, entrenamientos y terapias.

Sean todos y todas bienvenidas.

Mi historia, mis antecedentes y mis motivos 

Estoy convencida de que la vida es una aventura maravillosa, con grandes retos claro,  pero también con un sin fin de oportunidades de desarrollar nuestro potencial y adquirir satisfacción y bienestar.   


 

La gente con frecuencia me pregunta cómo es que me convertí en la persona que soy. La verdad es que, si bien siempre soñé en dejar algo de valor en mi trayecto por esta tierra, nunca imaginé los caminos que me ayudarían a realizarme como mujer y como profesionista.Te cuento algo de mi historia…

Nací el 4 de octubre de 1961 en la Ciudad de México. Soy la mayor de una familia de cuatro mujeres. Mi madre se llamaba Tere y era la menor de una familia de cinco hermanos. Mis abuelos maternos fueron inmigrantes catalanes. Llegaron muy jóvenes a México y crecieron rápidamente en la industria de la pastelería, logrando alcanzar una vida desahogada.

Mi padre Luis tuvo una historia distinta. Él también era hijo de inmigrantes: mi abuela era libanesa y mi abuelo gallego. Mi abuela fue madre soltera, por lo que vivió una historia de exclusión. Mi papá comenzó a frecuentar a mi abuelo paterno a los cinco años, cuando al ser molestado por sus vecinos por ser un niño sin padre, fue a buscarlo a su negocio sabiendo que él trabajaba ahí. Así comenzó una relación padre e hijo cruzada por todas las ambivalencias y limitaciones imaginables.

Mis padres se conocieron en el negocio de mis abuelos maternos: mi padre surtía de materias primas la pastelería donde mi mamá trabajaba. Se hicieron novios, y a pesar de todas las diferencias que los rodeaban, se casaron.

Mi infancia fue en un ambiente de sobreprotección por parte de mis padres, tejido de una cierta distancia emocional de mi mamá, a quien recuerdo muy a cargo de nosotras, pero ansiosa y atrapada por las demandas de un perfeccionismo convencional y por las exigencias e imposiciones de mi padre. Él, por su parte, jugaba con nosotras un doble rol: era un hombre alegre, cercano, divertido y amoroso, al tiempo que ejercía una autoridad patriarcal implacable. Yo recuerdo, en medio de esa estructura, horas y horas interminables de juego con mis hermanas, quienes hicimos un sistema fraternal entrañable.

Recuerdo también mis doce años consecutivos de trayectoria escolar en una escuela de monjas, y obvio, puras niñas. Hubo diversión y aprendizaje, pero también mucha exigencia y represión. Mis padres, por su parte, siempre al pendiente de mis amistades, con una sobre vigilancia para ver “con quién y en dónde” andaba. Esto hizo que muy tempranamente me sobreadaptara a sus requerimientos con el fin de no tener problemas con ellos, pues cualquier argumento era una batalla perdida. Así me acomodé en el pequeño mundo posible para mí, el cual disfruté, exploré y exploté al máximo.
A los 15 años, cursando segundo de prepa, me hice novia de mi único novio, luego esposo, y padre de mis cuatro hijos. Recuerdo mi noviazgo con alegría, diversión, y descubrimiento. La relación me abría “mini puertas” al exterior y a mi interior.

A los 17 años inicié la carrera de Pedagogía. Siempre sentí la vocación docente, pero no tenía interés de ser maestra normalista. La etapa de la universidad fue otra ampliación de mi mundo, con todo y lo cerrado del contexto de la misma. Mi grupo universitario, si bien en su mayoría mujeres, era más heterogéneo. En esos años de universidad descubrí mi pasión por estudiar.
A temprana edad aprendí, gracias a mi padre, el valor del trabajo, así que desde el último año de preparatoria trabajé con bastante formalidad en la apertura y coordinación de un centro de educación para adultos y en docencia en diversas escuelas. También comencé a hacer mis “pininos” independientes, dando cursos por mi cuenta.

Toda mi carrera estuvo acompañada por la enfermedad de mi madre, a quien le detectaron cáncer cuando yo tenía 17 años. Recuerdo su enfermedad como una permanente angustia ante sus chequeos constantes, donde esperábamos con miedo los resultados de sus exámenes. Recuerdo también con admiración la forma en que ella se manejó durante esa época, sin victimizaciones, y con alegría de vivir.

A los los 21 años me casé, (era virgen, pero no mártir) y al año siguiente mi madre murió. Atesoro el disfrute de mis primeros años de matrimonio, así como los lazos tejidos con mis hermanas y la centralidad de la figura de padre, que a partir de ese momento hizo todos los esfuerzos para ser presente y afectivo, más de lo que ya notablemente lo había sido. Al poco tiempo mi padre se volvió a casar con una mujer joven, relajada, tranquila y encantadora, que abrió una nueva y rica etapa de mi vida familiar.

En 1985 nació mi primer hijo, Rodrigo; en 1988 el segundo, Diego; en 1990 el tercero, Alejandro; y en 1993, Bernardo, el último. ¡Uff! Fui claro producto de una sociedad que privilegiaba a las mujeres la vida de familia y maternidad. Y luego, vivir en mi nuevo hogar de cinco varones fue un nuevo mundo: el masculino, ajeno para mí. Me fue difícil la maternidad -¡si yo no estudié normal porque los niños no se me daban! -. Aun así, recuerdo mil anécdotas formidables al lado de mis inquietos vástagos y todo entre “circo, maroma y teatro para continuar con mi vida profesional”.

Mi familia, mi matrimonio y mis diversas incursiones laborales me generaban cada vez más curiosidad sobre las dinámicas familiares y amorosas, sobre la vida en pareja, el deseo, la sexualidad y el amor. Cuando Bernardo tenía 10 meses nos mudamos a vivir a Cuernavaca, donde mi vida familiar se aligeró: las demandas sociales eran menores, la vida más relajada, además de que el movimiento en esa pequeña ciudad en comparación con la Ciudad de México, facilitaban las rutinas domésticas y de crianza. Así, fue en Cuernavaca donde retomé el estudio formal de Desarrollo Humano y la Maestría en Terapia Familiar, empezando rápidamente mi práctica profesional. Conocí gente diversa y encantadora. Hice amistades entrañables, solidarias, amorosas. El valor de los vínculos extra familiares cobró un valor especial. Se abrió mi perspectiva del mundo, la vida, las relaciones y la familia. Cuestioné mi religión y mi relación de pareja, la cual se empezó a resquebrajar. Tras una depresión severa y una terapia intensa, retomé la vida, la fuerza y actualicé mi relación de pareja hasta donde fue posible.

En el año 2004 regresamos a México e inicié el proyecto de Psicoterapia la Montaña y que aún coordino. Solidifiqué mis estudios con especializaciones en Terapia de Pareja, Clínica Psicodinámica, Terapia Individual Sistémica, Terapia Narrativa y Atención a la Violencia Doméstica. Todo esto me permitió reestructurar mi vida profesional y laboral en México.

Los hijos crecían y de algún modo demandaban menos, mi familia extensa bajó el nivel de fusión, y el climaterio me cuestionaba cómo quería vivir. Mi matrimonio se fue haciendo incompatible a mis valores y sueños, y tras resistirme, temer, y pensarlo mucho, en el 2009 terminé mi relación tras 26 años de matrimonio y seis de noviazgo. La transición fue difícil, pero el acierto de mi decisión indudable. La separación y el divorcio generaron un movimiento vertiginoso en mi vida y en la de mis hijos: movimiento que me desarrolló mucha flexibilidad, adaptabilidad y resiliencia.

Poco tiempo después de mi divorcio inicié una relación de pareja que disfruté a lo largo de casi 7 años. En ella experimenté nuevas posibilidades como persona, terapeuta, profesionista y mujer. Mi crecimiento y disfrute en esos años son parte estructural de quién hoy soy en todos sentidos. Desafortunadamente la relación terminó a pesar de los muchos intentos por recrearla y conservarla: quizás fue el haberla sobrecargado con un proyecto de trabajo lo que nos catapultó como profesionistas, pero nos desgastó como pareja. No dejo de reconocer lo mucho que aprendimos y disfrutamos juntos en el proyecto editorial que iniciamos, así como en las capacitaciones sobre inclusión y atención a la violencia que impartimos en dependencias de gobierno y organizaciones privadas. Por otro lado mi interés en la soltería, en los diversos modelos amorosos, en las dinámicas de la pareja, crecían: celos, infidelidad, toxicidad en el amor, rupturas, dudas sobre continuar o terminar… Los dilemas de mi propia vida se tocaban con lo que trabajaba con mis consultantes, mis escritos y los cursos que tomaba.

Tras el termino de esa relación amorosa inicié diversas incursiones y amistades. Empecé a viajar mucho más de lo que ya acostumbraba. Una etapa de nuevos descubrimientos, bien gestionada y bien vivida. Una buena amiga afirma que valió la pena agregar, a tantos años de estudio y de trabajo, “mi investigación de campo relacional”.

Sin duda he dedicado mucho de mi tiempo al estudio y el entendimiento del tema del amor, la sexualidad, las relaciones de pareja con sus celos, infidelidades, violencias y desacoples. Me apasiona la observación de los cambios que la vida sentimental transita en nuestros tiempos: los nuevos modelos de pareja y familia, la soltería elegida o renegada. Temas que cruzan mi trabajo profesional junto con lo que significa ser hombre y ser mujer en una sociedad “libre y liberada”, pero completamente cruzada por el patriarcado, el machismo y la violencia de género. Mis viajes constantes me han permitido, también, comparar como se dan estas realidades en otros países, diferentes culturas y sociedades. Me genera infinita curiosidad ver cómo los diferentes contextos afectan los roles de género, las relaciones de pareja, las costumbres y acuerdos de familia.

Y en ello sigo poniendo el cuerpo, la cabeza y el corazón. Dedicando mis días y parte de mis noches a leer, trabajar, estudiar, reflexionar, escribir y planear. A ratos también a tejer, cocinar y caminar por mi barrio, al cual amo. Y sin duda a elegir cuidadosamente los encuentros sociales que tengo, así como las series y películas que veo (¡y es que valoro mi tiempo como un tesoro irrecuperable!).

Sigo con infinidad de inquietudes en términos de crecimiento y de vida… y conocer, aprender, experimentar, aportar, y disfrutar. Y como siempre digo, confío en poder dejar una pequeña huella en la vida de quienes coinciden con la mía porque yo me he construido gracias a encuentros con mucha gente que ha tocado mi corazón.

Gracias por leer esta mi pequeña biografía, con suerte, tu vida y la mía, también se tocan a través de estas líneas…



Una transformación requiere reflexión y acción con pasos concretos y sostenidos en pro de nuestros proyectos.TERE DIAZ

Estudios Profesionales


  • 1998

    CENTRO DE INVESTIGACIONES PSICOSOCIALES CRISOL


  • 1994-1998

    CENTRO DE DESARROLLO HUMANO FAMILIAR, A.C.


  • 1999-2002

    CENTRO DE INVESTIGACIONES PSICOSOCIALES CRISOL


  • 2000-2001

    CENTRO DE DESARROLLO HUMANO FAMILIAR, A. C.


  • 2005-2006

    ILEF: INSTITUTO LATINOAMERICANO DE ESTUDIOS DE LA FAMILIA

Cursos Complementarios

    • 1996: “Perdón y Cambio”. Dr. Ernesto Rage. CDHF. Cuernavaca.
    • 1996: “Desarrollo de la Conciencia”. Dra. Ana Ma. González Garza. CDHF. Cuernavaca.
    • 1998: “El Niño y su Mundo”. Dr. José Jorge Prado García. Instituto Mexicano de Psicoterapia, Cuernavaca.
    • 2000: “Negociación Positiva”. Mtro. Jorge Andere.
    • 2002: “Practicum in Terapia Familiare”. Academia de Psicoterapia della Famiglia. Dr. Mauricio Andolifi. Roma, Italia.
    • 2002: “Escritura, Conversación y Reflexión”. Dr. Tom Andersen, MD, Dra. Harlene Anderson, Ph.D., Dra. Peggy Penn, MSW. Grupo Campos Eliseos, México.
    • 2002: “Practicum en Terapia Familiar y de Pareja”. Dra. Peggy Papp, Dra. Adela García Crisol, Cuernavaca.
    • 2002: “100 Años: Carl Rogers”. ADEHUM. México
    • 2003: “Practicum in Terapia Familiare”. Academia de Psicoterapia della Famiglia. Dr. Mauricio Andolifi. Roma, Italia.
    • 2003: “Practicum en Terapia Familiar y de Pareja”. Dra. Lynn Hoffman. Crisol, Cuernavaca.


 

  • 2004: “El Modelo de Milán”. Dr. GianFranco Cecchin. Centro Milanés de Terapia. México.
  • 2004: “Passionate Marriage and The Crucible Approach: Integrating Sex an Marital Therapy”. Dr. David Schnarch, Dr. Ruth Morehouse. Naropa University, Boulder, Colorado,USA.
  • 2004: “Practicum 2004”. Dr. Martín Cordero, Dr. Eia Asen, Dr. Julian Leff. Crisol,Cuernavaca.
  • 2005: “La Inclusión de los Niños en la Terapia Familiar”. Dr. Eduardo Carrasco Bertrand. ILEF; México.
  • 2005: “Practicum 2005”. Dr. Luigi Cancrini, Dr. Martín Cordero. Crisol, Cuernavaca.
  • 2005: “Psicoterapia Sistémica Individual”. Dr. Luigi Boscolo. México.
  • 2005: “Passionate Marriage and The Crucible Approach: Integrating Sex an Marital Therapy”. Dr. David Schnarch, Dr. Ruth Morehouse. American Psychhological Association.St. Louis Missouri, USA.
  • 2005: “Una Terapia Eficaz, Divertida y Creativa para “niños difíciles” y sus Familias”.Marcia Stern, Psy. D. Grupo Campos Eliseos, México.
  • 2006 “Seminario en Trastornos de la Conducta Alimentaria: Claves para comprender los TCA de la Biología a la Cultura”. Dr. Luis Beato Fernández, Dr. Armando Barriguete y Dr. Antonio Tena Suck. LA MONTAÑA: Centro de Terapia Familiar Integral. México.
  • 2006: “Seminario-Taller: Mapeo de Conversaciones de Narrativa”. Michael White. Universidad del Valle de Atemajac., Guadalajara, México.
  • 2006: “Taller Teórico Práctico: Nuevas Reflexiones Acerca de la Terapia Familiar”. Salvador Minuchin. Universidad Pedagógica Nacional, México, D.F.
  • 2006: Conferencia Internacional: “Trabajando con familias y comunidades marginales. Profesionistas en las Trincheras”. Maurizio Andolfi. Oaxaca, México
  • 2006: “Taller Teórico Práctico: Trastorno de la Alimentación y Familia”. Mauriczo Andolfi. México, D.F.
  • 2006: “Seminario de Anorexia y Bulimia y el Lenguaje Sistémico”. Luigi Boscolo. Guadalajara, México.
  • 2006: “Herramientas para Terapeutas en el Trabajo con Niños y Adolescentes”. Joana Alegret. México, D.F.
  • 2007: “Creando Conversaciones Externalizantes en Narrativa”. David Epston. Xalapa, México.
  • 2007: “International Conference o Eating Disorders”. Academy of Eating Disorders, Baltimore, Maryland, U.S.A.
  • 2007: “Conversaciones sobre el Amor y la Pareja: Construyendo Nuevas Geografías Amorosas”. Rafael Manrique. Centro de Terapia Familiar Integral. México, D.F.
  • 2007: “Inteligencia Erótica: Reconciliando lo Erótico y lo Doméstico”. Esther Perel. Grupo Campos Elíseos. México, D.F.
  • 2007: “Cómo envejecer bien”. George Vaillant. Grupo Campos Eliseos. México, D.F.
  • 2007: “Humillación, vergüenza y perdón: emociones clave y dinámica familiar.” Carlos Sluski, Ilef, México. D.f
  • 2007: “Narrative ways of Working sith Groups and Communities: Towards Colective and Community Practices”. Cheryl White and David Denborough. Evanston Family Therapy Center. Chicago, Illinois.
  • 2008: “Los Celos: La Patología de la Certidumbre” Rafael Manrique Solana. La Montaña, México, D.F.
  • 2008: “El Vínculo Amoroso: Un sueño imposible y necesario” Rafael Manrique Solana. APM. México, D.F.
  • 2008: “Gottman Copules Therapy”: A Resarch Based Approach. Level I”. John Gottman and Julie Schwartz Gottman. Leading Edge Seminars. Toronto, Canada.
  • 2008: “Taller Intensivo de Terapia Narrativa ”. Maggie Carey. Rancho Rinconcillo de los Remedios, San Miguel Allende, Gto. México.
  • 2009: “Gottman Copules Therapy”: A Resarch Based Approach. Level II”. John Gottman and Julie Schwartz Gottman. Gottman Institute. Seattle, Washington, U.S.A.
  • 2009: “Cómo se Hace para Cambiar: El Proceso de Transformación Personal”. Rafael Manrique. Psicoterapia La Montaña. México, D.F.
  • 2010: “Salvador Minuchin: Su trabajo hoy”. Salvador Minuchin. I.L.E.F. México, D.F.
  • 2010: “Acercamientos Narrativos para responder a los efectos del abuso y trauma en la vida de adult@s”. Shona Russell. Colectivo Terapia Narrativa y Trabajo Comunitario. México. D.F.
  • 2010: “Infidelidad, Violencia y Género”. Lois Braverman y Michele Schenkman. Instituto Crisol. México, D.F.
  • 2011: “El Nuevo Arte de Enamorar: Un modelo de relaciones amorosas para el siglo XXI”. Antonio Bolinches. Psicoterapia Integral la Montaña. México, D.F.
  • 2012: “Sujetos Iguales Objetos de Amor”. Jessica Benjamin. I.L.E.F.. México, D.F.
  • 2012: “Divorcio sin Destrucción”: Claves para acompañar a nuestros clientes a terminar su matrimonio.La Montaña Psicoterapia S1NGULAR. México, D.F.
  • 2012: “Terapia Sexual Sistémica”. Teresa Arcelloni. Centro Milanes de Terapia Familiar. México, D.F.
  • 2013: “La Terapia Vital”. Antoni Bolinches. La Montaña Psicoterapia S1NGULAR. México, D.F.
  • 2014: “Dyadic Developmental Psychotherapy an Attachment-Focused Therapy”. Dan Huges. Ackerman Institute for the Family. New York, U.S.A.
  • 2015: “Efectos y Tratamiento del Estrés Postraumático”. Shulamit Graber. I.L.E.F. México, D.F.
  • 2015: “Amores del Siglo XXI”. Rafael Manrique. Asociación Psicoanalítica Mexicana. México, D.F.
  • 2015: “Escritura Periodística”. Felipe Soto. Taller Arte-Luz. México, D.F.
  • 2015. “Terapia Comunitaria Integrativa”. Marilene Grandesso. Grupo Campos Elíseos. México. D.F.
  • 2016: “De familia a familia”. Joyce Burland. National Aliance on Mental Illness (NAMI). San Gabriel Valley, U.S.A.
  • 2017: “Resiliencia: cómo activar los recursos personales para enfrentar y resignificar una crisis”. Dr. Danny Brom. Universidad ORT México, CdMx.
  • 2017: “Aumkar Tantra, Hatha & Vinyasa Yoga. Yoga teacher training”. Pedro Aumkar. San Francisco, Nayarit, México.
  • PLATICAS

    A través de una charla interactiva con su audiencia Tere Díaz pone “sobre la mesa” conceptos innovadores sobre el tópico tratado así como experiencias personales que le permitieron a ella atravesar retos personales a lo largo de su vida personal y profesional.

  • TALLERES

    Experiencia vivencial de tres horas que facilita el cambio personal. proceso de transformación. A través de actividades teórico prácticas que alternan la exposición de información relevante sobre el tema en cuestión con algunas dínamicas personales o grupales, Tere Díaz, siembra las semillas que permitirán a los y las participantes tomar consciencia de su situación, adquirir  herramientas emocionales y sociales para favoreces su crecimiento personal,  y activar  mediante acciones concretas el proceso de cambio.