¿Qué hacer cuando tu hijo pierde y se enfada por ello? Consejos para ayudarlo a manejar la emoción. Parte 1

Escrito por: Tere Díaz

 

Tiempo de lectura: 3 minutos

 

Está en nuestra naturaleza sentir frustración cuando algo no nos sale como queremos o esperamos, también está en nuestra naturaleza aprender a manejar las emociones que, hasta cierto punto, nos hacen daño. Como papá y mamá es tu labor guiar a los hijos para poder manejar las situaciones ante esta emoción; por eso te aconsejo:

 

1. Mantén la calma. Si te ven con ansias o nervios, es poco probable que se serenen. Si hablas con tranquilidad y asertividad, la tormenta pasa.

2. Enséñale a controlarse. Es importante que el niño ponga nombre a la emoción. Que si está enfadado sepa que lo siente se llama “tal”. Podemos emplear la palabra “calma” o “stop” cuando esté intranquilo, y decirlo mientras físicamente lo contienes y lo ayudas a parar. En ocasiones una simple palabra, con trabajo previo, consigue bajar revoluciones.

3. Enséñale a identificar y entender lo que siente. Es importante que el niño ponga nombre a la sensación que le invade. Que si está enfadado sepa que lo siente se llama enojo, tristeza, decepción, etc.

4.  Reconoce la frustración sin hacer de ella el centro de atención. Puedes acompañarlo en los momentos en los que se frustra, pero sin dejar que de rienda suelta a su enojo, ni hacer de lo pequeño algo grande. Lo que importa es que el momento pase.

5. Mantente firme. Es esencial permanecer en una idea y seguirla sin titubeos. Si cambian las normas, los límites no quedan claros y es fácil que el niño se confunda y no aprenda a manejarse oportunamente cuando transite momentos de frustración. Es importante que ambos padres estén remando en el mismo bote y en la misma dirección.

 

Hablar como pareja, o con los otros adultos que co-educan al pequeño (una abuela, una pareja que no es progenitor) es de vital importancia  para  que el equipo de padres o de adultos a cargo, reme en la misma dirección.

En la segunda parte hablaremos de que podemos hacer para darles herramientas para afrontar estos momentos de frustración.

 

Y, para dar continuación al tema: este 11 de mayo no te pierdas mi conferencia ¿Cómo no ser una madre perfecta? Y ser una ¡buena madre! 

(Visited 21 times, 1 visits today)