El amor en la web… No es como lo pintan

En esta época es inevitable que tú mismo o alguien más te hable de cómo encontró el amor a través Tinder, Grindr, Happn, etcétera. Las redes sociales y la dinámica del mundo han transformado completamente la forma en la que nos relacionamos, nos conocemos, nos enamoramos y nos rompen el corazón. Esa sensación de vértigo e incertidumbre al estar mirando la pantalla en la espera de un mensaje de algún desconocido o desconocida, con la esperanza de que podría ser él o la única.

 

 

Lo que predomina en las relaciones y encuentros virtuales es el deseo de “cercanía–distancia”, en nuestros “encuentros”, estamos siempre conectados, pero lejanos. Este tipo de “acercamientos en línea” genera una ambivalencia e incertidumbre al crear vínculos amorosos, ante los cuales prevalece la falta de compromiso.

 

Estamos deseosos de “relacionarnos”, pero desconfiamos del “estar relacionados”, y  particularmente si es “para siempre”, una idea que en la era del cambio permanente está cargada de negatividad. Tenemos miedo de que ese estado pueda convertirse en una pesada carga. 

 

Diversidad e incertidumbre

Gracias al surgimiento de la web, las redes sociales y apps de ligue online, queda claro que la diversidad amorosa está echada a andar.

Vivimos la era de la diversidad de las preferencias amorosas (y sexuales), en donde las relaciones se sirven como en un menú de opciones a elegir donde los comensales pueden probar un solo platillo si así les acomoda o probar varios manjares desconocidos hasta saciar paladar o simplemente contemplar sin probar bocado. 

 

 

Lo cierto es que estos nuevos modelos amorosos no son fáciles de pactar ni de vivir. Las podremos criticar, satanizar, admirar, enjuiciar o disfrutar, pero ahí están. Por otro lado, a más inmadurez personal, más intensa es la sensación de miedo y humillación, por eso, es importante conocer tus alcances y sobre todo de qué es lo que puedes ofrecer en caso de concretarse el encuentro, cuando de ligar en la web se trata.

Ligar es mucho más que conseguir que alguien te “eche un ojo” o en el caso del ligue online te de like, es inclusive más que lograr un encuentro o concretar una conquista para un buen acostón (lo cual según cómo, cuándo, dónde y con quién, no es para despreciar). Pero ligar lo que se llama ligar, es a mi juicio conseguir que alguien que te interesa, se interese por ti

 

Por eso, si estás pensando entrar al mercado amoroso en la web o si ya estás en alguna App, comparto estas recomendaciones que según algunos especialistas, y según mi propia experiencia, te puede ayudar en este “numerito” del ligue virtual: 

Pareja seduciendose

 

Lo primero, ¡alinea tus aspiraciones con tus posibilidades!, y de entrada sufrirás menos decepciones. Y es que eso de sentir que mereces más, tienes más, y puedes más de quien realmente eres, es el camino directo a la frustración. No se trata de que te conformes con cualquier encuentro como “premio de consolación”, pero sí de tener un justo conocimiento de tus alcances y sobre todo de qué es lo que quieres y puedes ofrecer.  

 

Hay varios procedimientos para conseguir pareja: Uno es la fascinación, sinónimo de parálisis, de dependencia, y a veces incluso de subordinación. Otro es la agresión, que no necesita sinónimos, y finalmente se abre el campo de la seducción. Para ligar hay que aprender a seducir. 

La seducción es lograr que el otro se fije en mí, que se interese por mí, y que de una u otra manera, se vincule conmigo. Seduciendo logro introducirme en la vida del otro y así formar parte tanto de su memoria como de sus futuros deseos. 

 

Ligar en este sentido exige unas estrategias particulares: considerar que el otro es un ser único y hacerlo sentir como tal. Hacer del ligue un intercambio – de ideas, de gustos, de intereses – poniendo sobre la mesa los tuyos e interesándote por los del otro también. Generar un ambiente de intimidad –mostrando quién eres, sin revelar de entrada todo de ti. Evitar la “victimez” ¡las víctimas dan lástima!. Poner límites –suficientes para que el otro sepa que estás disponible y dispuesto, pero no a sus pies. Y sobre todo generar espacios de diversión, de juego, de disfrute, de placer…   

 

Y por favor ¡No finjas! Haz con tus verdaderas virtudes tu mayor campo de acción.

 

  • Facebook: Tere Díaz Psicoterapeuta
  • Twitter: @tedisen
  • Instagram: terediazsendra
  • PLATICAS

    A través de una charla interactiva con su audiencia Tere Díaz pone “sobre la mesa” conceptos innovadores sobre el tópico tratado así como experiencias personales que le permitieron a ella atravesar retos personales a lo largo de su vida personal y profesional.

  • TALLERES

    Experiencia vivencial de tres horas que facilita el cambio personal. proceso de transformación. A través de actividades teórico prácticas que alternan la exposición de información relevante sobre el tema en cuestión con algunas dínamicas personales o grupales, Tere Díaz, siembra las semillas que permitirán a los y las participantes tomar consciencia de su situación, adquirir  herramientas emocionales y sociales para favoreces su crecimiento personal,  y activar  mediante acciones concretas el proceso de cambio.