¿Por qué en el presente se vive mejor?

Tiempo de lectura tres minutos…

La atención plena es una práctica contemplativa milenaria que nos ayuda a conectarnos al momento presente. Se trata de estar consciente de las situaciones tal como se nos presentan, con una mente curiosa y sin juicios. De prestar atención a nuestros pensamientos, sin identificarnos con ellos.

Y es que aunque no lo parezca nuestra mente divaga la mayor parte del tiempo y requiere de un cierto entrenamiento para enfocarse en la actividad que se realiza. Recuerdan por ejemplo ¿cuántas veces al tomar un baño se han percatado de lo que sienten cuando el agua cae por su cuerpo?; o ¿ de los sabores que experimentan en cada bocado?

Al respecto, en el libro El Poder del Ahora, Eckart Tolle comenta que una vez que nos damos cuenta de que no estamos presentes, nos encontramos en el presente.

 ¿Qué debo hacer?

Para estar en presencia, podemos hacer en cualquier momento una pausa consciente para verificar cómo se encuentra nuestro estado emocional, físico y mental. Es tan sencillo como parar por un instante nuestras actividades, cerrar nuestros ojos, inhalar, exhalar y darnos cuenta de cómo nos sentimos. Este ejercicio podemos repetirlo varias veces al día y sólo nos tomará un par de minutos, en automático notaremos como regresará nuestra atención al ahora.

Por su parte, existe otra práctica de mayor profundidad dentro de la atención plena la cual puede ayudarnos a dejar ir ciertas emociones negativas que tenemos arraigadas en nuestro interior. Para realizarla hay que  encontrar un espacio tranquilo; luego recordar alguna situación que te esté causando conflicto y ubicar si existe alguna sensación en tu cuerpo. Hay que observar dicha emoción sin juicio, tratarla con respeto y con amor, hasta que pierda fuerza.

Recordemos que la respiración es nuestro gran aliado que nos ayuda para conectarnos con nosotros mismos y para enfocarnos en el presente.

Estar atentos en el día a día

A continuación aquí les dejamos algunos ejercicios que pueden contribuir para estar en el aquí y en el ahora.

Realizar una actividad a la vez para que nos concentremos al 100 por ciento en ella. Está comprobado que hacer varias tareas al mismo tiempo incrementa la pérdida de energía.

Tratar de no distraernos, la mente está llena de pensamientos, que nos transportan al pasado con los recuerdos o al futuro con los pendientes, hay que intentar hacernos conscientes de esas escapadas que tiene nuestra mente y dejar ir esos pensamientos.

Sentarte en un lugar tranquilo y escuchar con atención todos los sonidos que pasan a tu alrededor, sin tratar de pensar en algo más.

Observar con detalle y mente curiosa lo que está enfrente de nuestros ojos, como por ejemplo una flor, las rocas en el río,  la forma de la arena al paso de las olas, etc.

Y muy importante al estar en compañía de alguien, prestarle atención total.

Los invito a que comiencen lo antes posible a poner en práctica los consejos para tener una mente consciente.

Si nos enfocamos en nuestro presente, disfrutamos la vida realmente.

***

También te recomendamos

¿Y si descansamos un rato de nuestro celular?

ROMPIENDO CON ATADURAS DEL PASADO

Autora Paola Alderete

CATEGORY: Bienestar

También te recomendamos

palderetemo

  • PLATICAS

    A través de una charla interactiva con su audiencia Tere Díaz pone “sobre la mesa” conceptos innovadores sobre el tópico tratado así como experiencias personales que le permitieron a ella atravesar retos personales a lo largo de su vida personal y profesional.

  • TALLERES

    Experiencia vivencial de tres horas que facilita el cambio personal. proceso de transformación. A través de actividades teórico prácticas que alternan la exposición de información relevante sobre el tema en cuestión con algunas dínamicas personales o grupales, Tere Díaz, siembra las semillas que permitirán a los y las participantes tomar consciencia de su situación, adquirir  herramientas emocionales y sociales para favoreces su crecimiento personal,  y activar  mediante acciones concretas el proceso de cambio.