EL DISCRETO ENCANTO DE LA VIDA EN SOLTERÍA

Se pronostica que para mediados de siglo una tercera parte de los hogares mexicanos serán unipersonales. Eso sin mencionar las cifras en otros países, que van a la avanzada con el fenómeno urbano del “single”.  Es evidente que en los últimos tiempos los humanos hemos migrado de un estilo de vida comunitario a una rampante individualización.

La culminación de la individualidad se gesta en el siglo XX con un cúmulo de avances tecno-científicos nunca antes vistos, el auge del capitalismo, así como la cuna de movimientos sociales que cambiaron nuestra manera de pensar: la Revolución Sexual con la legitimación del placer invitó a los individuos a explorar sus cuerpos y cuestionar sus relaciones a favor de la satisfacción personal. El movimiento feminista empoderó a las mujeres y las posicionó en la vida pública tras años de enclaustramiento doméstico. El movimiento LGBT a favor de la equiparación y reconocimiento de derechos de las personas homosexuales, bisexuales, transgénero y transexuales.

         Hace no tantas décadas considerar esta alternativa de vida era simplemente “impensable” y es que antaño no había forma de sobrevivir en individual. Basta recordar que, de manera particular las mujeres, requerían de un hombre que las sostuviera pues no tenían manera de independizarse. La soltería en general era mal vista y de dudosa reputación. Y la vida individual, si bien ya venía gestándose como estructura posible, se veía de forma negativa: como egoísmo, patología y desubicación.

Pero hoy, si bien la vida de pareja en muchos contextos sigue siendo “la norma”, cada vez son más las personas que quieren una vida individual, que la disfrutan, y que se construyen a través de ella. Ni la crisis económica de los últimos tiempos está pudiendo parar esta tendencia: muchos hombres y mujeres eligen un hogar ocupado por ellos, y nadie más. Y si bien los privilegios son muchos existen también retos a superar.

Algunos de los más comunes y propagados son los siguientes:

 

  1. Privilegio otorgado socialmente a la vida de pareja, considerándola lo mejor, lo más loable y lo más deseable.
  2. Prejuicios sociales sobre el soltero considerado como “raro, anormal, no querible”.
  3. Idealización personal del amor como principal proyecto de vida la vida y no poder disfrutar la etapa de individualidad.
  4. Pensar que la soledad es aislamiento.
  5. Dificultad de explotar el valor de la interioridad que se da en la individualidad.
  6. Superar distorsiones cognitivas sobre ideas como “estoy solo porque soy raro, o porque no me sé relacionar”.
  7. Lograr una independencia económica que permita elegir este estilo de vida de manera libre y sin sacrificios extremos.

 

¿Qué reto atraviesas tú para vivir cómodamente tu soltería?

 

 

CATEGORY: Blog, Soltería

terediaz

Artículos relacionados

  • PLATICAS

    A través de una charla interactiva con su audiencia Tere Díaz pone “sobre la mesa” conceptos innovadores sobre el tópico tratado así como experiencias personales que le permitieron a ella atravesar retos personales a lo largo de su vida personal y profesional.

  • TALLERES

    Experiencia vivencial de tres horas que facilita el cambio personal. proceso de transformación. A través de actividades teórico prácticas que alternan la exposición de información relevante sobre el tema en cuestión con algunas dínamicas personales o grupales, Tere Díaz, siembra las semillas que permitirán a los y las participantes tomar consciencia de su situación, adquirir  herramientas emocionales y sociales para favoreces su crecimiento personal,  y activar  mediante acciones concretas el proceso de cambio.