¿Historia del hombre? O Historia de la humanidad…

Escrito por: Tere Díaz

Tiempo de lectura: 5 minutos

 

Si bien a lo largo de la historia el (des)orden social ha sido impuesto por el hombre a través de leyes, la ciencia, la política y la academia, las sociedades no siempre se vivieron desde este “riguroso” patriarcado.

Existía equidad en los grupos de cazadores-recolectores, una horizontalidad entre hombres y mujeres en el manejo del día a día, tenía una cierta distinción de roles.

 

Vivimos en una estructura patriarcal

El mundo patriarcal prioriza la visión masculina sobre la visión femenina. Existe desde que las comunidades se hicieron sedentarias: desde que los humanos se establecieron en un lugar para dejar la caza y recolección.

 

Entonces, ¿el sexo y el género van de la mano?

· El sexo, por definición, es la condición orgánica, masculina o femenina, de los animales y las plantas. Hacemos referencia a las características biológicas con las que se nace.

· El género es el grupo al que pertenecen los seres humanos, entendido desde un punto de vista sociocultural en lugar de exclusivamente biológico. No es biológico, por tanto, las funciones de hombres y mujeres responden más a mandatos sociales

La forma de ser hombre y ser mujer hoy trasciende creencias y constructos sociales, que a lo largo de los años ha tejido el patriarcado: esa imposición histórica que da a los hombres el poder en todos los ámbitos.

 

Sobre el machismo invisible

Marina Castañeda, psicoterapeuta y conferencista, en su libro El machismo invisible, menciona tres ideas fundamentales sobre las cuales se sostiene el patriarcado:

 

  1. Lo masculino se contrapone a lo femenino: y no solo eso, sino que es más. Por ejemplo: “los hombres son fuertes, las mujeres débiles.” “Ellos son racionales y ellas sensibles.”                        
  2. La superioridad en actividades relevantes: mayor poder para tomar ciertas decisiones como qué hacer con el dinero, o a dónde se van a mudar.                                           Historia del hombre o humanidad
  3. El imperio de ciertos valores que se consideran masculinos: en términos generales, es más valioso ser de “x” manera. Es más valioso ser inteligente que ser sensible.                        Historia del hombre o de la humanidad

El cambio en los hombres hacia la equidad supone beneficios directos para las mujeres cercanas a ellos, y esa equidad tiene también beneficios directos para los propios hombres.

Ser un hombre más equitativo supone asumir mayores responsabilidades hacia el cuidado de las demás personas, pero también de uno mismo: aumenta la autoestima, favorece el crecimiento personal y aumenta la calidad en las relaciones, tanto con las mujeres como con otros hombres, entre otras ventajas.

 

El patriarcado es una carga

Una sociedad equitativa quita de los hombros, a ambos sexos, una carga terrible que el patriarcado, a lo largo de muchas generaciones, ha impuesto sobre los individuos desde el momento mismo de su nacimiento. Qué bueno que todos nos vamos cansando, y entre incertidumbres y trompicones, vamos cambiando, también… de una historia del hombre a una historia de la humanidad.

 

(Visited 104 times, 1 visits today)

Leave A Comment