¿Cómo salir bien librado de una ruptura amorosa?

¿Terminaste una relación de pareja? El “mal de amores” es, además de doloroso, difícil de atravesar, especialmente si pensabas que tenían “un futuro juntos”. A veces, el final puede ser sorpresivo, pero generalmente en la convivencia aparecen señales a las que no prestamos atención a tiempo… Hasta hoy.

Corta la comunicación con él o ella. No acudas a los lugares que tu ex frecuenta

Ello no significa que nunca más podrás pasear por ahí, pero no lo ha-gas mientras estás recuperándote. Y esto quiere decir también que no contactes a tu ex en Facebook, Twitter, LinkedIn, e-mail, teléfono o incluso “señales de humo”. ¡Me-nos aun lo busques en los eventos o páginas de encuentros de solteros! Recuerda que hoy no te sirve tener ninguna información relacionada con esa persona: mientras me-nos sepas de ella, menos te obsesionarás por encontrarla. ¡Desconéctate!

Consigue un “buen aliado”

Haz un trato con alguien que sepa de tu situación y que sea de tu confianza (un amigo, un familiar, un tera-peuta, un vecino) y pregúntale si puedes llamarlo, chatear con él o acudir pidiendo su ayuda en caso de tener la tentación de buscar a tu ex. Comunicarte con alguien para tener un pequeño desahogo y distraerte un poco permitirá que no actúes impulsivamente en un momento de desasosiego y desesperación.

Habla lo menos que puedas de él o ella.

Sin duda, al principio de la ruptura hay una necesidad de hablar y hablar del susodicho. Ésta se traduce en una verborrea (especie de “diarrea verbal” que acaba hartando hasta a tu amigo más paciente): “¿Cómo no la vi venir?”; “Si cambio lo que le molestaba, ¿volverá?”; “¡Recuerdo aquellas tardes en su compañía!”. Desde luego, uno requiere darse alguna explicación de lo sucedido, pues eso facilita el desahogo y el procesamiento de la separación, pero recuerda que las palabras son “química en acción” y tienen efecto en tu estado de ánimo cotidiano. Busca la manera de hacer más cortas las conversaciones sobre él o ella, usa palabras que no te “hundan” más y eso te permitirá ir pensando menos obsesivamente en esa persona y resignificar la separación.

Realiza algún ritual de cierre y desintoxicación

Los rituales son una serie de acciones concretas que, por su simbolismo, facilitan hacer transiciones en la vida y pueden ayudarte para tomar conciencia de que tú eres actor de tu vida y no víctima de lo que vives. Idea algo que te ayude a reconocer lo que aprendiste en tu pasada relación, así como el rol que jugaste en ella: compra una libreta “de cierre” y escribe algo hasta que sientas que es suficiente; luego quémalo o archívalo. Otra opción es poner en una mesa sus fotos y recuerdos: dedicarle cada día un rato para llorar, enojarte, agradecer y… despedirlo. Luego recoge todo y guárdalo. Al siguiente día haz lo mismo, pero menos tiempo hasta llegar a cero. Lo que elijas y planees será bueno para ti.

¿Te interesó el tema?

Te invito a mi conferencia Volver a empezar

Compra tus boletos aquí

  • Facebook: Tere Díaz Psicoterapeuta
  • Twitter: @tedisen
  • Instagram: terediazsendra
CATEGORY: Pareja

También te recomendamos

Alejandro Martinez

  • PLATICAS

    A través de una charla interactiva con su audiencia Tere Díaz pone “sobre la mesa” conceptos innovadores sobre el tópico tratado así como experiencias personales que le permitieron a ella atravesar retos personales a lo largo de su vida personal y profesional.

  • TALLERES

    Experiencia vivencial de tres horas que facilita el cambio personal. proceso de transformación. A través de actividades teórico prácticas que alternan la exposición de información relevante sobre el tema en cuestión con algunas dínamicas personales o grupales, Tere Díaz, siembra las semillas que permitirán a los y las participantes tomar consciencia de su situación, adquirir  herramientas emocionales y sociales para favoreces su crecimiento personal,  y activar  mediante acciones concretas el proceso de cambio.