Lo MALO de volver A LA CAMA con tu EX

En este artículo te cuento Lo MALO de volver A LA CAMA con tu EX.

Escrito por: Tere Díaz

Tiempo de lectura: 5 minutos

Salir airosos de un rompimiento amoroso implica un proceso. Y los procesos nunca son lineales, avanzan con dos pasitos para adelante y uno para atrás. Y eso hace de las recaídas amorosas, un paso a veces necesario e importante, para cerrar.

¿Será mejor usar palabras como “volver” o “estar” para describir la reactivación de un lazo amoroso en lugar de la palabra “recaer”?

Es importante identificar cuando el reencuentro sí es parte de la recuperación y cuando reactivar la relación es pura incapacidad de estar solo o necedad de reconquistar al otro. No podemos dejar de connotar algo central, quien tiene más necesidad del otro -emocional, económica, laboral o socialmente- está en desventaja. Por tanto, la persona más autónoma, y más “fuera” de la relación, tiene más poder, y por tanto, más responsabilidad de no iniciar algo que la otra persona no vaya a poder controlar. La desigualdad de condiciones se presta a abusos y sufrimientos. 

De cualquier modo, casi la mitad de las mujeres solteras tienen encuentros sexuales con su ex, ya sea buscando empatía o para llenar un vacío emocional.  Más hombres, bien o mal, inician pronto una relación nueva, así que más mujeres se lían incluso con exs que “ya están comprometidos”.

Recaídas nocivas:

  1. Alguien ha tenido dificultades para elaborar la pérdida y salir del vínculo, y apenas empieza a dejarlo atrás.
  2. Alguno está aún enganchado emocionalmente mientras el otro no lo está.
  3. Autoengaño. Alguien o ambos buscan excusas para encontrarse: empiezan a enviarse mensajes tarde en la noche consultando algo laboral, o de crianza de los hijos. 
  4. Cuando se busca al otro desde la ansiedad y la depresión, y por tanto, la falta de reflexión y decisión.
  5. Dependencia emocional. El 90% de las personas que intentan dejar una relación de dependencia emocional tienen recaídas, es decir, vuelven con la persona de la que están intentando alejarse. Estas relaciones generan patrones adictivos y reactivan los efectos de la abstinencia. Dar un pequeño paso hacia atrás puede ayudar a tomar impulso para dar varios pasos hacia adelante en la liberación de la dependencia emocional.
  6. El encuentro activa el maltrato o la toxicidad de la relación. Retomar la cama puede ser el escenario de peleas para activar círculos viciosos del pasado. A pesar de la tentación de volver, es importante recordar por qué se quiso salir de esa relación y avanzar hacia adelante con más fuerza.
  7. Activar un buen sexo, que engolosina y vincula, en un territorio que no hay nada más que cosechar.
  8. Riesgo de generar un patrón intermitente. Las relaciones intermitentes se asocian más a tasas de abuso, comunicación deficiente y bajo compromiso. 
  9. Confusión de lo que se desea. Si deseas conocer a alguien nuevo, no es adecuado seguir dando un lugar a un ex. A veces un viejo clavo impide que un nuevo torinillo se pueda acomodar

Antes de optar por tener un encuentro íntimo con tu antigua pareja, es esencial tener una comprensión clara de tus propios sentimientos y objetivos a corto plazo. Explorar tus emociones, pensamientos y planes para el futuro es necesario antes de tomar esta decisión.

Las recaídas no deberían generar sentimientos negativos ni una sensación de fracaso; a menudo forman parte del proceso de superación.

Si te encuentras desorientada y no estás segura de lo que deseas, no dudes en buscar orientación. Puedes comunicarte con Psicoterapia la Montaña al 5515570199 o vía WhatsApp al 56 3093 8038.

VOLVER A EMPEZAR

Agenda tu terapia

¿Cómo salir bien libradas/os de un desamor?

¿Se puede crecer ante el rompimiento?

(Visited 25.593 times, 1 visits today)