¿Por qué es tan difícil construir un amor hoy?
El amor se considera algo tan sagrado, tan sublime, tan excelso, que cualquier relación o encuentro temporal podría valorarse como evasión, aventura, amistad, calentura, todo menos amor. No nos cansamos en pensar que el amor,  “el verdadero amor”,  debe ser perfecto, completo, incondicional y para siempre.

Amores de corta duración

Entonces ¿Cómo podemos connotar esos encuentros de corta duración que no son banales, que transforman nuestras vidas, que expanden la experiencia de nosotros mismos? ¿Esos “amores” que nos acompañan por un rato, que cuestionan nuestra existencia, que trastocan nuestra vida?
No todos nosotros, y mucho menos siempre, estamos dispuestos,  disponibles, y listos para un amor de larga duración. No es fácil tampoco, por las características actuales de la vida, construir el tipo de parejas que formaron nuestros padres y nuestros abuelos, que por cierto, si con frecuencia fueron duraderas pero no siempre satisfactorias. Además, lo que antes era suficiente en una relación de pareja hoy no es ni el veinte por ciento de lo que esperamos de un amor.

El mundo cambió, ¿y el amor?

Gracias a las luchas por la libertad y la igualdad hoy podemos elegir libremente a quien amar. ¿Por qué entonces no encontramos la dicha amorosa “a la vuelta de la esquina”? Es evidente que lo que divulgan los medios, atienden los terapeutas y hablan las amistades en las charlas de café gira en torno al malestar amoroso que se vive hoy.
Explicaciones se dan muchas: “que nuestra sociedad es más egoísta”, “que se han perdido los valores”, “que nuestros traumas infantiles nos llevan a elegir mal”. Pero lo que no entendemos es que justo los cambios sociales que han posibilitado la transformación del amor, generan sus propios y nuevos sufrimientos.
Pero porque es difícil hacer pareja hoy, o porque estamos en un proceso de transición personal, ¿hemos de negarnos a los intercambios sexuales, eróticos, incluso afectuosos? ¿No será mejor vivir y experimentar y en el trayecto clarificarnos y sanar? Las personas nos construimos en y por los encuentros humanos, y los que tienen que ver con la atracción, los afectos, el sexo y el erotismo, son los que más conmocionan la percepción de nosotros mismos: nos permiten reconocernos, estirar nuestros límites, recuperar la confianza, expandir nuestra dimensión afectiva y erótica, compartir ideas, sentirnos acompañados, reconocer nuestros dolores, y habilitarnos para “reinsertarnos”, si así lo deseamos, en el mundo del amor. Así, los amores de paso o entretiempo son solo una opción en medio de este abanico de opciones y posibilidades amatorias, y si los vivimos con responsabilidad, sus efectos en nuestra vida pueden perdurar de manera positiva en nuestra vida.

¿Te interesó el tema?

Te invitamos a nuestra conferencia Amores de Paso

Compra tus boletos aquí

  • Facebook: Tere Díaz Psicoterapeuta
  • Twitter: @tedisen
  • Instagram: terediazsendra
CATEGORY: Pareja, Sin categoría

También te recomendamos

Alejandro Martinez

  • PLATICAS

    A través de una charla interactiva con su audiencia Tere Díaz pone “sobre la mesa” conceptos innovadores sobre el tópico tratado así como experiencias personales que le permitieron a ella atravesar retos personales a lo largo de su vida personal y profesional.

  • TALLERES

    Experiencia vivencial de tres horas que facilita el cambio personal. proceso de transformación. A través de actividades teórico prácticas que alternan la exposición de información relevante sobre el tema en cuestión con algunas dínamicas personales o grupales, Tere Díaz, siembra las semillas que permitirán a los y las participantes tomar consciencia de su situación, adquirir  herramientas emocionales y sociales para favoreces su crecimiento personal,  y activar  mediante acciones concretas el proceso de cambio.