¡Ligar sin miedo al rechazo!

¡Ligar sin miedo al rechazo! ¿Quién no ha sentido esas mariposas revoloteando en el estómago al pensar en acercarse a alguien que parece interesante?

Escrito por: Tere Díaz

Tiempo de lectura: 5 minutos

Ese temor al rechazo puede ser como un obstáculo malvado que intenta bloquear tus encantos. ¡No caigas en eso! No permitas que el miedo te haga quedarte en blanco, como si fueras a ser expulsada del juego. Claro, sabemos que el riesgo está ahí, pero piénsalo: ¿y si te quedas con las ganas? Esa incertidumbre puede dejar un sabor a fracaso, incluso antes de intentarlo.

Pero aquí viene la revelación: ese miedo al rechazo muchas veces no tiene nada que ver contigo. Puede ser que la otra persona esté lidiando con sus propios asuntos, como una relación, un mal día o cualquier cosa que no tiene que ver contigo. Así que no te lo tomes como algo personal que afecta tu autoestima.

Ligar requiere un poco de valentía y, claro, enfrentar emociones extrañas. Puede que no todo sea sencillo, pero recuerda: no dejes que un desaire te tumbe. ¡Nada de dramatismos! No es el fin del mundo, ni mucho menos una derrota.

Las habilidades sociales también entran en juego, pero tú no eres la única responsable del resultado de ese primer acercamiento. Recuerda, en esto participan dos individuos. No te eches la culpa de todo, hay muchos factores en juego para determinar si habrá rechazo o éxito.

Hay un montón de razones por las que alguien podría no estar interesado en un contacto contigo, ¡igual que cuando eliges no probar un platillo que no te llama la atención! Por eso, antes de aventurarte en el mundo del coqueteo, investiga un poco la situación de la otra persona: ¿viene de una relación pasada? ¿Tiene pareja? ¿Está pasando por un momento difícil? No está de más echarle un ojo.

La clave está en esto: para triunfar en este juego de coqueteo, necesitas tener la actitud correcta y estar lista para la acción. ¿Te suena familiar? Al igual que cuando decides no probar un platillo que no te gusta o cuando ignoras una oferta comercial, ¡aquí también necesitas estar dispuesta y disponible! Y recuerda, esto va de la mano: estar disponible facilita estar dispuesta y viceversa.

La conexión entre tú y esa persona especial es como un círculo que se retroalimenta. ¡Pero no te preocupes si no siempre obtienes una respuesta positiva! En la vida no siempre ganamos, ¿verdad? ¡Así que no te sientas mal si no eres aceptada en todos los casos! Recuerda que a veces el factor tiempo es esencial.

En resumen:

Si estás dispuesta + Si estás disponible = buena combinación

No estás dispuesta + Sí estás disponible = se necesita una buena dosis de iniciativa

Si estás dispuesta + No estás disponible = requerirá un enfoque de alta calidad para superar esto

No estás dispuesta + No estás disponible = no va a funcionar

Sí, claro, el miedo es un compañero inseparable en esta travesía. Pero aquí va el secreto: actúa a pesar del miedo. No esperes a que el miedo desaparezca. ¿Recuerdas cuando aprendiste a manejar, a nadar o incluso a hablar un nuevo idioma? Aquí ocurre lo mismo. Atrévete y poco a poco verás cómo crece tu confianza.

Coquetear es como un juego, a veces ganas y a veces no, pero cada intento te hace más fuerte y segura. El miedo solo es un acompañante en este emocionante camino.

¡Anímate y sigue adelante!

¿Quieres profundizar en este tema?, Adquiere mi libro El que busca Encuentra

¿Cómo tomas tus decisiones?

¿Te gustaría ahondar en algún tema?

(Visited 4.628 times, 1 visits today)