Hay que mandar a la ching… los prejuicios de la soltería

¿Cuáles son los prejuicios de la soltería más comunes?, además de los prejuicios, hablemos de sus realidades .

Durante mucho tiempo las mujeres soportaron matrimonios infernales con tal de no quedarse solas. Otras, se casaron con el que creyeron era la “última horchata del desierto”, y las menos, se arriesgaron a vivir solteras. Ello implica independencia económica, claridad de metas, fortaleza y seguridad; saberse valiosa y estar convencida de que con o sin pareja la vida se puede disfrutar. La mayoría de las personas que ha pasado periodos largos de soltería ha descubierto que ellas mismas son su mejor compañía.

Se han dicho muchas cosas acerca de la soltería, pero los prejuicios que más abundan aún en nuestra sociedad.

Los prejuicios de la soltería por lo general, son:

  • Los solteros son miserables. Si quieren ser felices tienen que casarse. 

Realidad: Los casados pueden, o no, tener un periodo de felicidad, a veces ocurre al principio del matrimonio. Con el tiempo pueden llegar a ser felices o infelices como cuando eran solteros. En los estudios, los solteros mantienen un ángulo recto con sus índices de felicidad.

  • Si no tienes pareja lo único que piensas es buscar una. 

Realidad: en varios países se ha comprobado que la tendencia es vivir solo.

  • Si no tienes pareja tu vida es superficial y sin sentido. 

Realidad: las personas solteras se preocupan por su trabajo, contribuyen con sus comunidades y se ocupan del cuidado de los demás.

  • Los solteros son aislados. 

Realidad: las investigaciones demuestran que tienen más amigos que los casados porque estos tienden a crear su propia isla conyugal. 

  • Los solteros son egoístas y egocéntricos. Viven en la búsqueda del placer. No tienen responsabilidades. 

Realidad: se ha comprobado que hacen trabajo voluntario, cuidan a sus padres en la vejez, tienden puentes de solidaridad y brindan su tiempo a miembros de la familia. 

  • Si no tienen hijos, no les preocupa invertir en la próxima generación. 

Realidad: millones de solteros fungen como tutores de sus sobrinos. Incluso se ha acuñado un término para esta condición: Professional Aunt No Kids (PANK). 

  • Los padres y madres solteros son inestables. 

Realidad: muchos de los  problemas emocionales de los hijos se dan en ambientes conyugales conflictivos. 

  • Los solteros envejecerán solos.

Realidad: las mujeres solteras, sobre todo, tejen redes sociales de apoyo entre amigos, familiares y comunidad. 

Hoy en día ser soltera ya no debe vivirse como una desgracia. Es una de las muchas opciones que tiene una mujer. En los últimos años, las sociedades han experimentado cambios: se han creado nuevos modelos de familia y nuevas maneras de hacer pareja: ¿por qué no se pueden vivir nuevas formas de soltería?

Que las mujeres vivan con mayor libertad, da también un respiro a los varones, que ya no tienen  que jugar el rígido papel de proveedores o de cuidadores. Ellos tampoco tienen que ser rechazados cuando deciden vivir sin pareja fija y formal. 

¿Conoces algún otro prejuicio que no esté mencionado en este artículo?, ¡Cuéntame!.

Soledad, no es sentirse sola

CONFERENCIA: SOLTERÍA

(Visited 4.698 times, 1 visits today)