Estar bien consigo mismo no es cosa que se logre con facilidad, pero la soltería pone el 50% de las condiciones necesarias para lograrlo, que es tener tiempo con uno mismo. El otro 50% le toca a cada quién. ¿Pero por qué a algunos les resulta tan desabrida la vida sin pareja? 

La vida es un pastel con varias rebanadas

Preguntémonos cuántas áreas de desarrollo y satisfacción tiene una persona. Hay quienes sostienen su vida con sólo dos o tres dimensiones (pareja y trabajo, por ejemplo). ¿Qué pasa cuando hay una de estas crisis entra en crisis? El equilibrio se pierde y la gente se puede venir abajo. Si tenemos seis o siete áreas de desarrollo y satisfacción, en cambio (por ejemplo la profesional, la social, la familiar, la del cuidado físico, la intelectual, la artística, la cultural, la deportiva, la espiritual, etcétera), el equilibrio se sostiene en caso de que alguna de ellas se desestabilice. Así pues, ¿por qué darle un peso desproporcionado a la relación de pareja? Por supuesto que lo tiene, pero debe tomarse en su justa dimensión. La soltería, por el tiempo libre que ofrece, constituye una enorme oportunidad de desarrollo personal.

 

Tú eres tu mejor compañía

Aprender a estar con uno mismo aporta un autoconocimiento mayor, así como crecimiento y evolución. Recuerda, sobre todo si estás viendo tu soltería como algo temporal, que si no eres una buena compañía para ti mismo, difícilmente lo serás para alguien más. En cambio, quien disfruta su soledad con la conciencia de que es una persona completa, muy probablemente cesará de actuar como si estuviera “trunco”. Dejará, entonces, de ser un alma en busca de “su media naranja”, para convertirse en un alma al 100%.

¿Te interesó el tema?

Te invitamos a nuestro Taller SobreVIVIR la soltería

Compra tus boletos aquí

  • Facebook: Tere Díaz Psicoterapeuta
  • Twitter: @tedisen
  • Instagram: terediazsendra

El matrimonio sigue siendo considerado “la medalla de oro” si de estados civiles se trata; de manera sutil o explícita, permea la idea de que es “mejor” estar casado que soltero. Y no hay duda de que la vida de pareja tiene su encanto y que, de una u otra forma, la mayoría de las personas aspiramos a vivir espacios de compañía en algún momento de la vida; pero de ahí a afirmar que es mejor vivir con alguien y que es un drama vivir en soltería me parece un prejuicio, una creencia obsoleta, incluso un mito ancestral.

Mitos y estereotipos

La soltería genera estereotipos y éstos generalmente se basan en mitos. Los fantasmas de la soltería afirman “verdades” que habría que desbancar al observar de cerquita la vida de los solteros y solteras: “Que las personas con pareja, de preferencia matrimonial, son más maduras, confiables y comprometidas que los solteros”. “Que los hijos de padres y madres solteras tendrán una vida desgraciada”. “Que el trabajo, al que tanto tiempo dedican las personas solteras, no les dará ninguna recompensa al paso del tiempo”. “Que son promiscuos, frívolos, egoístas y, para colmo y culminación, ¡envejecerán y morirán solos!”. Bla, bla, bla, bla… ¡Qué ignorancia! Pareciera que en el modelo “arca de noé” (¡todos con pareja!), los que viven de a dos piensan saber todo lo que la gente soltera necesita, sufre, quiere y ansía. 

 

 

Si reflexionamos a conciencia todos estos mitos notaremos que son por demás simplistas. Para empezar, hagamos distinciones: no todas las vidas de los solteros son iguales; no es lo mismo ser soltero si se es hombre que si se es mujer; existen los que viven en ciudades u otros que viven en el campo, e incluso son diferentes los que viven en el norte de los sureños. También hay diferencias entre los y las solteras de diferentes nacionalidades, culturas, etnias, religiones, preferencias sexuales, entre otras cosas. Estas distinciones importan mucho y distinguen de manera significativa la vida, los deseos, las necesidades, los intereses y valores de unos y otros. Por favor, ¡basta de generalizar! 

Antes de juzgar…

Nada comprueba que sean más felices los casados que los solteros, y tampoco se puede asegurar que la gente con pareja no enfrenta de manera cotidiana la experiencia de la soledad. Así que, antes de hacer afirmaciones prejuiciosas con tanto ahínco, pregunta a cualquier soltero o soltera que conozcas cómo, dónde y con quién disfruta la vida, ya que te podrías llevar una sorpresa.

 

¿Te interesó el tema?

Te invitamos a nuestro Taller SobreVIVIR la soltería

Compra tus boletos aquí

  • Facebook: Tere Díaz Psicoterapeuta
  • Twitter: @tedisen
  • Instagram: terediazsendr
  • PLATICAS

    A través de una charla interactiva con su audiencia Tere Díaz pone “sobre la mesa” conceptos innovadores sobre el tópico tratado así como experiencias personales que le permitieron a ella atravesar retos personales a lo largo de su vida personal y profesional.

  • TALLERES

    Experiencia vivencial de tres horas que facilita el cambio personal. proceso de transformación. A través de actividades teórico prácticas que alternan la exposición de información relevante sobre el tema en cuestión con algunas dínamicas personales o grupales, Tere Díaz, siembra las semillas que permitirán a los y las participantes tomar consciencia de su situación, adquirir  herramientas emocionales y sociales para favoreces su crecimiento personal,  y activar  mediante acciones concretas el proceso de cambio.