El ABC de lo LGBTTTIQ+ (amamos la diversidad sexual)

Todos somos seres sexuados que nacemos con órganos sexuales y vivimos esa sexualidad de forma particular. Hay tantas formas de vivir el sexo como personas en el mundo. Dicho eso la diversidad (LGBTTTIQ+) se refiere a todas las posibilidades que tenemos de asumir y expresar lo que somos en la intimidad.

 

Escrito por: Tere Díaz

Tiempo de lectura: 6 minutos

 

En este gran abanico de opciones, hay que entender (y respetar) que todos los cuerpos, con deseos y sensaciones, tienen derecho pleno a existir y a manifestarse; su límite sólo lo marcará el límite de las otras personas.

Para explicar estas diversidades, que sin duda no se agotan en este artículo, es necesario definir cinco conceptos: sexo, género, identidad sexual, orientación sexual y expresión de género. Parece complejo, y lo es, pero entender estas distinciones nos ayudará a comprender y comprendernos, a respetar y respetarnos.

“To be-nario or not to be-nario”

 Vivimos en un sistema que tiende a categorizar todo en dos: bueno o malo, bello o feo, correcto o incorrecto. Sin embargo, para entender este término  hay que aprender a desafiar el sistema binario hombre–mujer, masculino­–femenino,  e integrar a las sexualidades no binarias.

Sexo biológico

Este término se refiere al cuerpo; a que todos nacemos con órganos reproductivos, como pene y testículos, o vulva y ovarios. El sexo biológico se compone también de los cromosomas, las hormonas, y las características sexuales secundarias como el tono de voz, distribución del vello en el cuerpo, crecimiento de las mamas.

Generalmente, al nacer se asigna un sexo con base en la observación de los órganos sexuales. En ciertos casos, además, se examinan los cromosomas, y se determina tu género; XY (hombre) o XX (mujer).

No obstante desde este momento el concepto binario se puede desarticular desde esta dimensión física. Hay personas que nacen con cromosomas XXY, o XO, y con órganos sexuales no definidos, o mixtos, es decir, con anatomía sexual no binaria. A estos individuos se les llama, intersexuales.

Género

Este término se refiere a aquellas características que social y culturalmente se identifican como masculinas o femeninas. A grandes rasgos, a las mujeres se les asignan una serie de funciones femeninas de cuidado, pasividad y sensibilidad, y a los hombres con funciones relacionadas a la racionalidad, al dinero y al trabajo. A dichas características se suma la vestimenta, los gestos, los gustos y demás pensamientos y sentimientos relacionados con lo que a cada quien nos toca ser.

El género se construye socialmente de forma binaria a partir del sexo biológico, y encasilla a las personas en diversas conductas estereotipadas que recaen básicamente en lo femenino o masculino.

Pero complejicemos esto viendo que también hay otros géneros no binarios:

¿Qué te sientes?

Identidad de género o identidad sexual.

 La identidad de género es intrapersonal, pues es una vivencia interna, subjetiva e individual. Corresponde a lo que la persona siente que es y esto puede o no corresponder con el sexo asignado al nacer, y puede incluir modificaciones de apariencia corporal y funcional mediante tratamientos quirúrgicos o farmacológicos. La identidad de género también se manifiesta a través de la vestimenta, la forma de hablar y los modales.

A las personas cuya identidad de género coincide con el sexo asignado se les llama cisgénero y a las personas cuya identidad de género no coincide el sexo asignado se le llama transgéneroPero la cosa no acaba aquí, si no te posicionas como hombre o como mujer, puede ser que te sientas;.

  • Bigénero: hombre y mujer a la vez.
  • Demigénero: parcialmente hombre o mujer.
  • Agénero: ni hombre ni mujer.
  • Género fluido: temporalmente hombres y temporalmente mujeres o estadios no binarios.
  • Tercer género: Ni como hombre, ni como mujer.

 ¿Quién te gusta?

Orientación sexual u orientación del deseo

 La orientación sexual es interpersonal pues se refiere a la atracción emocional, afectiva y sexualmente.  En este sentido, en una escala tradicional, puedes ser heterosexual -te gustan personas del otro sexo-, homosexual –te gustan personas del mismo sexo- o bisexual –te gustan personas de ambos sexos-.

Pero, también puedes ser asexual, si no te sientes atraído por ningún sexo (lo cual no significa que no puedes amar o tener actividad sexual), o pansexual, que te sientes atraído por todas las identidades de sexo y de género.

Hay que destacar que esto puede cambiar a lo largo de la vida.

¿Cómo te comportas?

Expresión de género

 Como lo mencionamos anteriormente, la sociedad presiona para que te comportes de una forma determinada según el género en el que naciste. De forma simple, y muy convencional, podríamos decir que eres un hombre si te gusta el futbol, llevas el pelo corto, eres brusco y vistes de azul, y que por el contrario, si te gusta el ballet, llevas el pelo largo, eres suave y vistes de rosa, entonces eres mujer.

Sin embargo, la mayoría de las personas tenemos formas diversas de expresarnos (vestir, trabajar, hablar) que combinan lo masculino y lo femenino en diferente intensidad. En el punto medio está el andrógino, que no se puede considerar femenino o masculino porque tiene rasgos de ambos sexos de manera equilibrada.

Diversidades sexuales

 Más allá de lo binario, las combinaciones son más numerosas que dos. Por ejemplo, tu sexo biológico puede ser de mujer; pero por tu identidad sexual de hombre y te sientes atraído por los hombres, por lo que tu orientación sexual es homosexual. Pero si integramos, además, todas las posibilidades no binarias, se amplía exponencialmente la diversidad.

A las personas en que se alinean en esta categoría al sexo asignado se les llama cisgénero, es decir, tienen un sexo biológico de mujer, se sienten mujeres, les gustan los hombres y se expresan de forma femenina.

A los que no se alinean en una o más categorías con el sexo asignado se les llama transgénero. Asimismo, el paraguas trans incluye diferentes variantes de la identidad y expresión sexual. Es decir, una persona trans puede asumir su identidad de género independientemente de que se intervenga quirúrgica o farmacológicamente.

He aquí algunas opciones:

  • Transexuales: optan por intervenciones hormonales, quirúrgicas o ambas, para adecuarse en apariencia física y corporal a su identidad sexual.
  • Transgénero: no hay intervención tecnológica (hormonas o cirugías). Busca por diversas razones una expresión distinta a su sexo asignado al nacer.
  • Trasvesti: gustan de presentarse transitoria o duraderamente con vestimenta, actitudes y comportamientos con una apariencia opuesta a su sexo asignado.
  • Intersexuales: su anatomía no se ajusta completamente a los estándares definidos por los dos sexos que se asignan como masculino o femenino pues poseen características que en diferentes grados pertenecen a ambos sexos.
  • Queer: se refiere a todo lo no binario o fluido. No se asumen ni como hombres ni como mujeres sino algo intermedio.

Pronombres LGBTTTIQ+

Ante esta diversidad sexual, es importante respetar cómo quiere ser llamada la persona y qué pronombres prefieren usar. Femeninos, masculinos o neutros, por eso hablamos de “todxs”, con el fin de integrar a todos, todas, todes, todxs.

Somos diversidad

Las personas nos sentiremos cómodos con quienes somos si logramos que nuestro cuerpo, nuestra identidad y nuestra expresión del deseo, independientemente de nuestra orientación sexual, se vivan de manera armónica. Negar todas estas posibilidades diversas y pretender encajar en un solo molde, masculino o femenino, genera mucha confusión y dolor a quienes no se identifican en ese estereotipo.

Es imposible dictar a los demás cómo deben ser sus vidas. “Cada cuerpo y cada psique es un mundo” y por tanto cada persona puede vivirse de manera diferente. Trabajamos día con día para poder generar una visión positiva del concepto de diversidad sexual y de la comunidad LGBTTTIQ+, para así poder vivir nuestra sexualidad de forma sana, responsable, placentera y armoniosa, así como  vivir mejor en lo colectivo también.

Integremos con respeto, apertura y genuina curiosidad las diferencias existentes en cada uno de nosotros y abracemos la diversidad que representa cada quién.

***

Si sientes que necesitas ayuda para abrirte las puertas, te esperamos en La Psicoterapia de la Montaña.

(Visited 271 times, 1 visits today)