Tiempo de lectura dos minutos

La decisión de vivir en pareja siempre será uno de los pasos más importantes que tomen juntos. Nunca es fácil saber cuál es el momento apropiado, pero si existe comunicación y confianza, pase lo que pase, seguro la relación prosperará.

Sin embargo, hay que decir que estos no son los únicos factores que se deben de tomar en cuenta antes de llevar la convivencia al siguiente escalón. De hecho hay varias cosas a considerar que les permitirán vivir juntos de una forma sana y armónica.

Aquí les dejamos 11 consejos que serán útiles antes de llamarle al camión de la mudanza. 

 

Tener estabilidad económica

Vivan juntos cuando ambos tengan trabajo y dinero que asegure su independencia con facilidad y eficacia. 

El estar en pareja no significa ser uno

No es necesario hacer todas las actividades juntos. No debemos de olvidar que tenemos una vida individual, y que si decidimos habitar el mismo espacio es por el placer de estar juntos y de compartir, no por obligación. No poder estar sin nuestra pareja puede ser un síntoma de apego emocional.

Quédate con quien tengas conversaciones amenas

Decide vivir con alguien que sea conversador. Alguien que cuente, que no te interrumpa, que pueda jugar con las palabras sin crearlas sagradas. 

Que te guste su aroma

El olfato forma parte de nuestro sistema nervioso más primitivo y genera el más inconsciente y poderoso “test” de compatibilidad. Si no te gusta su olor no te gustará esa persona.

Que el pasado quede atrás

Vive con alguien que no se ate al pasado, ni a su pasado personal ni al pasado de su amor. La relación va cambiando y nunca se sabe hacia adónde va a ir. Y desde luego no hay un servicio postventa donde se pueda reclamar.

Que no existan los celos

Vive con alguien que no sea celoso. Al principio puede que tenga un toque de diversión o de interés pero la vida será un infierno al cabo de poco tiempo.

Compartir los quehaceres del hogar

Debemos de llegar a un acuerdo con nuestra pareja respecto a cuáles serán las tareas de cada uno. De esta forma se podrán evitar discusiones o ciertos desacuerdos futuros. Por ejemplo, si a ti te gusta lavar los trastes y a tu pareja no, pueden llegar a un acuerdo en el que a ti te toca la cocina y al compañero el baño.

No ser víctimas de la monotonía:

No por ver diario a nuestra pareja, hay que dejarla de sorprender. Hagan planes juntos a corto o largo plazo; pueden viajar, ir a un mirador, a un museo, a comer en algún restaurante, o simplemente salir a caminar. Seguro que pasarán momentos inolvidables y descubrirán que lo mejor está por venir.

La empatía hacia la pareja:

Tenemos que tratar de ser empáticos con el sentir del otro. No todos los días llegaremos con una sonrisa porque no todos los días serán buenos, en ese sentido debemos ponernos en los zapatos del otro antes de juzgar o recriminar. Es fundamental la confianza para tener una buena comunicación, y así poder entender y ayudar a nuestra pareja en lo que podamos.

Vive con alguien a quien admires y te admire

Decide habitar el mismo techo con la persona que se sienta orgullosa de ir a tu lado, con alguien que te resulte armonioso compartir un paseo, o esa persona cuya imagen frente al espejo, o en una fotografía se sienta a gusto, y que sea mutuo. 

 Amar es sinónimo de libertad:

Si amamos desde la libertad seremos más felices en pareja porque no poseemos. Si vivimos con alguien debemos siempre perseguir las razones correctas que son: nos complementamos y estamos dispuestos a crecer juntos.

“Un mundo nace cuando dos se besan” Octavio Paz

***

Si te gustó te podemos recomendar

 Cuando el amor no basta

¿CÓMO ROMPER LA RUTINA CON TU PAREJA?

 Un buen amor

 

Si tú o algún conocido necesitan ayuda, hagan cita en Psicoterapia La Montaña

 

Autora: Margarita Huertas

  • PLATICAS

    A través de una charla interactiva con su audiencia Tere Díaz pone “sobre la mesa” conceptos innovadores sobre el tópico tratado así como experiencias personales que le permitieron a ella atravesar retos personales a lo largo de su vida personal y profesional.

  • TALLERES

    Experiencia vivencial de tres horas que facilita el cambio personal. proceso de transformación. A través de actividades teórico prácticas que alternan la exposición de información relevante sobre el tema en cuestión con algunas dínamicas personales o grupales, Tere Díaz, siembra las semillas que permitirán a los y las participantes tomar consciencia de su situación, adquirir  herramientas emocionales y sociales para favoreces su crecimiento personal,  y activar  mediante acciones concretas el proceso de cambio.