El amor, casi en cualquier presentación, es un intercambio. Y si bien no es “una por tí y otra por mi” en un “cuentagotas pichicato”, sí es esperar que el otro me considere, me ayude y me acompañe, y en un disponerme a considerar, ayudar y acompañar al otro también. 

Vivimos con la promesa de que al encontrar el verdadero amor, éste nos colmará; es decir, nos dará – por fin, y por el simple hecho de ser quienes somos – todo aquello que necesitamos y deseamos.  Y por tanto, navegando en la barca del “amor total” nuestras necesidades serán satisfechas y nuestros errores quedarán olvidados. Peor aún, cuando esto no ocurre persiste la ilusión de que al rato, mañana, o la próxima vez así será….

Estar enamorado es… 

Esta creencia es la fantasía del enamoramiento, esa experiencia de que todo será satisfecho y  cumplido con la pareja. Y es que estar enamorado es estar como de “luna de miel”. Y miren que ni las lunas de miel resultan, a veces, tan gratificantes. ¡Conozco a infinidad de parejas que inician el declive en las expectativas puestas en su viaje de bodas o en la boda misma.

El amor incondicional es una ilusión. Las renuncias y las entregas son la realidad.

Los sacrificios y las entregas evolucionan con el tiempo. Todas las personas cambiamos con el tiempo. Las parejas exitosas actualizan sus relaciones al preguntar y expresar sus necesidades, deseos, interes y valores. Pueden surgir nuevas necesidades a medida que las relaciones maduran y se profundizan.

Las crisis

En ellas se dan los grandes riesgos y las grandes oportunidades. En ellas se requerirá no solo renunciar sino a veces sacrificar algo. Las crisis también ofrecen la oportunidad de descubrir cosas de uno mismo y del otro que en un principio podrían parecer imposibles.

Conclusión 

La madurez – que implica autoconocimiento, capacidad de frustración, compromiso y autorresponsabilidad – da paso a condiciones elegidas y aceptadas que no solo son comprensibles para cada uno de los miembros de la pareja sino posibles de realizar. 

El conocimiento mutuo, la aceptación y el perdón son el kit de primero auxilios que previenen a la pareja del resentimiento y el martirio.

¿Te interesó el tema?

Te invito a mi conferencia online Mujeres Poderosas y Amorosas

  • Facebook: Tere Díaz Psicoterapeuta
  • Twitter: @tedisen
  • Instagram: terediazsendra
El amor se considera algo tan sagrado, tan sublime, tan excelso, que cualquier relación o encuentro temporal podría valorarse como evasión, aventura, amistad, calentura, todo menos amor. No nos cansamos en pensar que el amor,  “el verdadero amor”,  debe ser perfecto, completo, incondicional y para siempre.

Amores de corta duración

Entonces ¿Cómo podemos connotar esos encuentros de corta duración que no son banales, que transforman nuestras vidas, que expanden la experiencia de nosotros mismos? ¿Esos “amores” que nos acompañan por un rato, que cuestionan nuestra existencia, que trastocan nuestra vida?
No todos nosotros, y mucho menos siempre, estamos dispuestos,  disponibles, y listos para un amor de larga duración. No es fácil tampoco, por las características actuales de la vida, construir el tipo de parejas que formaron nuestros padres y nuestros abuelos, que por cierto, si con frecuencia fueron duraderas pero no siempre satisfactorias. Además, lo que antes era suficiente en una relación de pareja hoy no es ni el veinte por ciento de lo que esperamos de un amor.

El mundo cambió, ¿y el amor?

Gracias a las luchas por la libertad y la igualdad hoy podemos elegir libremente a quien amar. ¿Por qué entonces no encontramos la dicha amorosa “a la vuelta de la esquina”? Es evidente que lo que divulgan los medios, atienden los terapeutas y hablan las amistades en las charlas de café gira en torno al malestar amoroso que se vive hoy.
Explicaciones se dan muchas: “que nuestra sociedad es más egoísta”, “que se han perdido los valores”, “que nuestros traumas infantiles nos llevan a elegir mal”. Pero lo que no entendemos es que justo los cambios sociales que han posibilitado la transformación del amor, generan sus propios y nuevos sufrimientos.
Pero porque es difícil hacer pareja hoy, o porque estamos en un proceso de transición personal, ¿hemos de negarnos a los intercambios sexuales, eróticos, incluso afectuosos? ¿No será mejor vivir y experimentar y en el trayecto clarificarnos y sanar? Las personas nos construimos en y por los encuentros humanos, y los que tienen que ver con la atracción, los afectos, el sexo y el erotismo, son los que más conmocionan la percepción de nosotros mismos: nos permiten reconocernos, estirar nuestros límites, recuperar la confianza, expandir nuestra dimensión afectiva y erótica, compartir ideas, sentirnos acompañados, reconocer nuestros dolores, y habilitarnos para “reinsertarnos”, si así lo deseamos, en el mundo del amor. Así, los amores de paso o entretiempo son solo una opción en medio de este abanico de opciones y posibilidades amatorias, y si los vivimos con responsabilidad, sus efectos en nuestra vida pueden perdurar de manera positiva en nuestra vida.

¿Te interesó el tema?

Te invitamos a nuestra conferencia Amores de Paso

Compra tus boletos aquí

  • Facebook: Tere Díaz Psicoterapeuta
  • Twitter: @tedisen
  • Instagram: terediazsendra

Tiempo de lectura: dos minutos

Como ya sabemos, los amores de paso son todas esas experiencias erótico afectivas que se dan en un marco de intercambio y respeto, sin proyectar un futuro común de larga duración. Aquí te compartimos 10 imprescindibles de los amores de paso:

  1. Salir de tu zona de confort posibilitará que el miedo que experimentas al iniciar amores de entretiempo sea reemplazado por la sorpresa, la novedad y el asombro.

  2. Las relaciones de corta duración, pueden resultar benéficas si se saben manejar, y esto tiene mucho que ver con estar consciente de lo que buscas de ellas, y hacer al otro parte de esto.

  3. Cada encuentro, si es humano, cuidadoso y amoroso, te acercará a la claridad respecto del tipo de vínculo y relación que quieres tener. Cada persona será un regalo para conocerte, conocer la naturaleza humana y entender el erotismo y el amor.

  4. Los encuentros eróticos y amorosos son siempre enriquecedores. No nos referimos a una compulsión de conquistas sexuales sino a relaciones significativas, más allá de su estructura y relación.

  5. Un componente imprescindible y adicional que le da verdadero poder transformador a la vida es la conexión humana.

6. Para encontrarnos con un compañero de vida, antes tendremos que aprender cosas que sólo otras parejas pueden enseñarnos.

7. La relación puede no durar toda la vida pero también puede cumplir un cometido y terminar.

8. No hay una definición única que describa el amor y, por lo tanto, tampoco existe un modo único de vivirlo. Tal vez tu intento de adaptarte a un modelo amoroso único haya sido parte de tus desventuras.

9. Cuando toque un encuentro de larga duración, aparecerá ese extraño deseo de involucrarse en más aspectos con la vida del otro, de permanecer con él. En una experiencia así aparece ese deseo que une los cuerpos y las almas.

10. Y al final, aferrarse a que una relación dure para siempre requiere que ignores o pases por alto la complejidad, la contradicción y la ambivalencia del amor.

¿Te interesó el tema?

Te invitamos a nuestra conferencia Amores de Paso

Compra tus boletos aquí

  • Facebook: Tere Díaz Psicoterapeuta
  • Twitter: @tedisen
  • Instagram: terediazsendra

Tiempo de lectura: 2 minutos

¿Si no es para siempre entonces no es amor?

Los amores de paso son todas esas experiencias erótico afectivas que se dan en un marco de intercambio y respeto, sin proyectar un futuro común de larga duración. Incluyen desde un encuentro sexual, hasta una relación amorosa que se intuye temporal. Quizás se distinguen de una aventura fugaz y banal que simplemente da salida a un impulso sexual, por su capacidad de favorecer el crecimiento personal integral incluyendo el cuidado propio y el cuidado de los demás.

 

¿Qué me aporta?

Un amor de paso permite reconocer el propio cuerpo, experimentar el potencial sexual, distinguir errores del pasado, intercambiar placeres, compartir actividades, rebotar ideas, recuperar la confianza, conocer más del sexo opuesto o de los demás, retomar las riendas de la vida, descartar prejuicios e ideas erróneas del sexo y del amor, afianzar los propios valores, ubicar el modelo amoroso en el que se elige vivir, y cuestionar qué se necesita en el presente para continuar. En síntesis, conocerse y conocer, recuperarse y acompañar.

Los amores de paso permiten no sólo avanzar en el proceso de recuperación amorosa sino primero descubrir qué es adecuado, constructivo, deseado y oportuno en el hoy. Los comportamientos sexuales y las decisiones tomadas en esta área de la vida son profundamente individuales, algunas personas pagan precios emocionales muy altos porque experimentaron con conductas que no eran compatibles con su forma de ser, sus principios y sus valores.

 

Una nueva manera de amar

Algo bello de estos amores es descubrir cómo quieres manejarte en esta área, pocas dimensiones de la vida han sido tan reprimidas como la sexual. Generalmente atravesar este desconcierto te permite llegar a un punto de libertad para elegir lo que quieres y no lo que debes. Descubriendo tu naturaleza sexual y manejándola constructivamente, baja la tentación desesperada de realizar conductas sexuales compulsivas que te dejan vació para adentrarte en encuentros sexuales humanos y quizás en alguna relación amorosa de corta duración.

 

¿Te interesó el tema?

Te invitamos a nuestra conferencia Amores de Paso

Compra tus boletos aquí

  • Facebook: Tere Díaz Psicoterapeuta
  • Twitter: @tedisen
  • Instagram: terediazsendra

No todos los solteros y solteras son iguales; un estilo de vida individual se percibe diferente según la edad de la persona. Marie France Hirigoyen, en su  libro Las nuevas soledades, hace algunas distinciones. 

No somos iguales

De los 20 a los 35 años, las personas solas aún esperan el encuentro del “gran amor”, pero la prolongación de los estudios y la falta de estabilidad laboral hace que los “compromisos” relacionales se posterguen.

Entre los 35 y los 45 años, particularmente las mujeres, se cuestionan el tema de tener o no hijos. Algunas profesionistas con puestos de alto rango esperan el límite biológico para analizar si se van a embarazar. Tanto hombres como mujeres experimentan esta etapa como un estado pasajero. 

Después de los 45 años, llega a menudo “la individualidad de los divorciados”, quienes, tras años de relaciones que dejaron de tener sentido para ellos, retoman su vida autónoma priorizando sus deseos, intereses y valores. 

Los solteros seniors, de entre 60 y 75 años siguen siendo muy activos. Varios aún gustarían de tener una relación pero muy pocos anhelan formalizar. Otros prefieren su absoluta individualidad: si tienen hijos, dividen su tiempo entre ellos y las amistades. La mayoría se permite gustos estereotipados como viajes o gustos lujosos.

Vive tu soltería de manera plena

No podemos negar que la vida individual incluye la paradoja de no escapar a cierto sufrimiento por los prejuicios que imperan en la sociedad y, a la vez, de procurar el goce de una buena dosis de paz y libertad. Quédate con lo segundo y recuerda que más que un estado civil, la soltería es un estilo de vida: una experiencia puede ser enriquecedora y placentera si así lo deseas. Lograrlo depende de ti. 

 

¿Te interesó el tema?

Te invitamos a nuestro Taller SobreVIVIR la soltería

Compra tus boletos aquí

  • Facebook: Tere Díaz Psicoterapeuta
  • Twitter: @tedisen
  • Instagram: terediazsendra

No todos los solteros viven igual su soltería; ¿cuáles son las diferencias entre estos grupos de solteros? o ¿cómo se conciben los habitantes de cada uno de estos territorios?

ROJO: ARROJADOS

  • Piensan que la vida es mejor en pareja. 
  • Se sienten inadecuados o rechazados porque no han encontrado a su “media naranja”.
  • Posponen proyectos estimulantes o valiosos por darse a la tarea de encontrar “su amor ideal”.
  • Piensan que lo que hasta hoy habían vivido era “válido” porque eran jóvenes y estaban en etapa de experimentar.
  • Consideran que el ingreso a la “madurez” se los da el casarse y tener hijos. 
  • Creen que lo que da significado a sus vidas son los vínculos de pareja, y no los diversos vínculos amistosos, laborales y culturales. 

AMARILLO: EN TRANSICIÓN

  • Han comenzado a soltar “las cargas” de un rompimiento. 
  • Comienzan a apreciar las bondades de la individualidad y su estilo de vida empieza a tener descubrimientos interesantes. 
  • Están abiertas a las posibilidades que este estatus les pueda brindar como…
  • Recorren un proceso de aceptación de su soltería. 
  • Se resisten menos a lo que están viviendo e integran mejor su nueva realidad. 
  • Si bien, la incertidumbre sigue siendo parte de su vida, experimentan una esperanza que los abre a vivir experiencias diversas, a cuestionar la vida convencional.
  • Desafían los prejuicios y mitos relacionados con la vida individual. 

VERDE: POSICIONADOS 

  • Valoran y defienden su soltería. 
  • Entienden que no todas las personas tienen la vocación de la vida matrimonial.
  • No sienten culpa por vivir de una forma “diferente”.
  • Priorizan su crecimiento profesional y tienden a ser exitosos laboralmente.
  • Ven en su trabajo una fuente de satisfacción y de servicio. 
  • Refuerzan su autoconcepto.
  • Obtienen reconocimiento social.

¿Te interesó el tema?

Te invitamos a nuestro Taller SobreVIVIR la soltería

Compra tus boletos aquí

  • Facebook: Tere Díaz Psicoterapeuta
  • Twitter: @tedisen
  • Instagram: terediazsendra

Las “malas lenguas” y algunas investigaciones dejan ver que la vida llevada de manera individual está en aumento. Se pronostica que, para mediados de siglo, una tercera parte de los hogares de nuestro país serán unipersonales. Es evidente que, en los últimos tiempos, los humanos hemos migrado de un estilo de vida comunitario a una rampante individualización. 

 

El camino no ha sido sencillo…

Recorriendo la historia, encontraremos que, a partir de la modernidad, triunfaron valores antes despreciados: progreso, comunicación, felicidad, libertad e individualidad. Se deja atrás el llamado “oscurantismo” y el teocentrismo de la Edad Media para retomar al hombre como centro del universo y a la razón como eje para combatir la ignorancia, la tiranía y la superstición. Con el triunfo del capitalismo en el siglo XIX queda coronada la primacía del individuo.

Factores que detonaron la vida individual

La culminación de la individualidad se gesta en el siglo XX con una serie de avances tecno-científicos nunca antes vistos, así como varios movimientos sociales que cambiaron nuestra mane-ra de pensar: la revolución sexual, con la legitimación del placer, invitó a los individuos a explorar sus cuerpos y cuestionar sus relaciones a favor de la satisfacción personal; el movimiento feminista dotó a las mujeres de poder y las posicionó en la vida pública tras años de enclaustramiento doméstico. Hace poco, era imposible vislumbrar la vida a solas. En términos prácticos, se necesitaba de una familia aglutinada para reproducirse… y producir.

 

Abramos a la puerta soltería

Pero con todo y los logros de la tan preciada conquista de la vida individual, la experiencia misma de la soltería, de pronto, tiene un toque surrealista (y algunos retos por superar): ¿Será real lo que vivimos nuevas caras de la soltería? ¿Son acaso un cúmulo de sueños de los que vamos a despertar? 

Yo digo que no “abramos la puerta” a las irrupciones de aquellos que aún estigmatizan la vida en “solo” y, en cambio, sí permitámonos la experiencia de dejarnos envolver por el discreto encanto de una vida individual…

¿Te interesó el tema?

Te invitamos a nuestro Taller SobreVIVIR la soltería

Compra tus boletos aquí

  • Facebook: Tere Díaz Psicoterapeuta
  • Twitter: @tedisen
  • Instagram: terediazsendra

Hasta hace unos años, ligar en las apps y redes sociales era más una fantasía que una realidad. Algo que sucedía en las películas y nunca en la vida diaria. Hoy por muchas y diversas razones (incluida la pandemia), las cosas se han invertido: pareciera que ligar en los bares es algo que solo pasa en las películas. Lejos quedaron los días en que por las noches los bares eran (para los mayores de edad) la mejor manera de conocer gente. 

A cualquier joven que le preguntes hoy sobre el tema te dice: “ligar en bares no funciona”, lo de hoy son las apps de citas y las redes sociales y aunque aún existen personas que dicen cosas como “esas relaciones no duran”, “qué hueva” o, de plano, “no hay nadie que valga la pena”, las ventajas y posibilidades de ligar en la web son muchas. 

Ligar en la web  

Es por eso que propongo un cambio de actitud y muchos webs para ligar en la web… ¡Dale una oportunidad al ligue online! Si hemos de responsabilizar a alguien o a algo, que sea a nuestra escasa experiencia en las redes y no a las redes como tal, y si ya incursionamos en el “arte” del ligue digital, pero no ha sido una experiencia satisfactoria, en vez de echarle la culpa al método, reflexionamos sobre el protagonista, en este caso tú. Pregúntate qué hiciste “mal” en otras ocasiones y qué puedes hacer mejor ahora. 

 

Con muchos webs

Se trata, nada más y nada menos, que de iniciarse en la forma de ligar del siglo XXI ¡y ¿por qué desperdiciarla olímpicamente?! Tenemos enfrente a un sin fin de candidatos y candidatas, claro, nunca olvidando que esas “opciones” son personas… por lo que debemos cuidar no caer en relaciones de uso y abuso. Así que si aún lo dudas, hazte de webs, abre un perfil y lánzate al ruedo. Solo recuerda: el que busca desesperadamente, espanta. Así que, paso a pasito…

¿Te interesó el tema?

Te invitamos a nuestra conferencia  Webs para ligar en la web

Compra tus boletos aquí

  • Facebook: Tere Díaz Psicoterapeuta
  • Twitter: @tedisen
  • Instagram: terediazsendra

¿Tienes intenciones de emparejarte con alguien?

Te dejo estas recomendaciones que pueden ser útiles para tomar esta decisión. Algunas parecen triviales, pero créeme, son suficientes para separar parejas. Mi experiencia de años como terapeuta me lo dice. 

 

  1. EMPARÉJATE CON ALGUIEN CUYO OLOR TE GUSTE 

El olfato forma parte de nuestro sistema nervioso más primitivo y genera el “test” de compatibilidad más inconsciente y poderoso. Si no te agrada el olor de tu futuro novio o novia, difícilmente te gustará esa persona. ¡La química sí existe! Por ello, no basta compartir deseos, intereses y valores; en la base de los mismos se requiere una avenencia básica en lo corporal.

 

 

  1. EMPARÉJATE CON ALGUIEN QUE NO ESTÉ EXCESIVAMENTE PEGADO A SU MADRE 

 

Esto también vale para la estrecha relación con el padre; en ambos casos acabarías siendo una segunda madre o un segundo padre, y además te verías obligado a rivalizar con los verdaderos progenitores de tu pareja. Ahora, si lo que buscas es seguir siendo hijo de familia, suplir las carencias de tus propios padres, o bien, “subir tu autoestima” compitiendo por ser un “mejor cuidador” que sus papás, elegir a alguien que tenga “mamitis” o “papitis” te permitirá lograrlo.

 

Pareja de seductores

 

  1. EMPARÉJATE CON ALGUIEN QUE TRATE BIEN A LOS EXTRAÑOS

 

Sobre todo a los empleados, meseros, personal de servicio o cualquiera que esté por debajo suyo en la línea jerárquica. Al inicio de las relaciones amorosas y aún más en las primeras citas, la gente “se viste con sus mejores galas”, pero el modo de relacionarse con los demás es una pauta de comportamiento inherente a su modo común de proceder con otras personas, pues aún siendo su pareja, formas parte de “los demás”.

 

  1. EMPARÉJATE CON ALGUIEN QUE SEA UN BUEN CONVERSADOR 

 

Alguien que cuente, que comparta, que no te interrumpa, que te escuche, que delibere y cuestione… alguien que pueda jugar con las palabras sin creerlas sagradas. Siempre habrá espacio para una buena conversación. Es, además, más divertido.

 

 

  1. EMPARÉJATE CON ALGUIEN QUE NO SE SIENTA INSIGNIFICANTE 

 

Que, de hecho, no lo sea. Alguien que no sea “insípido”, “soso”, intercambiable por cualquier otra persona. La insignificancia suele compensarse con actitudes ausentes, con la huida, con el poco compromiso y la cobardía, o bien, con el deseo de imponerse al otro desde la petulancia y la arrogancia, con la intención de opacarlo para “destacar”.

 

 

  1. EMPARÉJATE CON ALGUIEN QUE PUEDA RESULTAR UN BUEN EX 

 

O  que, de hecho, ya lo sea, porque si tu candidato o candidata a pareja despotrica, chantajea, culpa o “tortura” a sus anteriores parejas, en caso de que tú llegues a serlo, la historia se repetirá.

¿Te interesó el tema?

Te invitamos a nuestra conferencia  Webs para ligar en la web

Compra tus boletos aquí

El amor en la web… No es como lo pintan

En esta época es inevitable que tú mismo o alguien más te hable de cómo encontró el amor a través Tinder, Grindr, Happn, etcétera. Las redes sociales y la dinámica del mundo han transformado completamente la forma en la que nos relacionamos, nos conocemos, nos enamoramos y nos rompen el corazón. Esa sensación de vértigo e incertidumbre al estar mirando la pantalla en la espera de un mensaje de algún desconocido o desconocida, con la esperanza de que podría ser él o la única.

 

 

Lo que predomina en las relaciones y encuentros virtuales es el deseo de “cercanía–distancia”, en nuestros “encuentros”, estamos siempre conectados, pero lejanos. Este tipo de “acercamientos en línea” genera una ambivalencia e incertidumbre al crear vínculos amorosos, ante los cuales prevalece la falta de compromiso.

 

Estamos deseosos de “relacionarnos”, pero desconfiamos del “estar relacionados”, y  particularmente si es “para siempre”, una idea que en la era del cambio permanente está cargada de negatividad. Tenemos miedo de que ese estado pueda convertirse en una pesada carga. 

 

Diversidad e incertidumbre

Gracias al surgimiento de la web, las redes sociales y apps de ligue online, queda claro que la diversidad amorosa está echada a andar.

Vivimos la era de la diversidad de las preferencias amorosas (y sexuales), en donde las relaciones se sirven como en un menú de opciones a elegir donde los comensales pueden probar un solo platillo si así les acomoda o probar varios manjares desconocidos hasta saciar paladar o simplemente contemplar sin probar bocado. 

 

 

Lo cierto es que estos nuevos modelos amorosos no son fáciles de pactar ni de vivir. Las podremos criticar, satanizar, admirar, enjuiciar o disfrutar, pero ahí están. Por otro lado, a más inmadurez personal, más intensa es la sensación de miedo y humillación, por eso, es importante conocer tus alcances y sobre todo de qué es lo que puedes ofrecer en caso de concretarse el encuentro, cuando de ligar en la web se trata.

  • PLATICAS

    A través de una charla interactiva con su audiencia Tere Díaz pone “sobre la mesa” conceptos innovadores sobre el tópico tratado así como experiencias personales que le permitieron a ella atravesar retos personales a lo largo de su vida personal y profesional.

  • TALLERES

    Experiencia vivencial de tres horas que facilita el cambio personal. proceso de transformación. A través de actividades teórico prácticas que alternan la exposición de información relevante sobre el tema en cuestión con algunas dínamicas personales o grupales, Tere Díaz, siembra las semillas que permitirán a los y las participantes tomar consciencia de su situación, adquirir  herramientas emocionales y sociales para favoreces su crecimiento personal,  y activar  mediante acciones concretas el proceso de cambio.